Ham
Marcelo Marán

Entre las propuestas marplatenses de teatro independiente más originales de este verano se cuenta Ham, en el espacio La Cueva, que cumple con los protocolos vigentes para evitar los contagios de COVID-19. En cambio, muchas salas independientes no pudieron abrir sus puertas y algunos de sus espectáculos se presentan en la sala oficial Auditorium. Ham se define como «transmedia»: su historia se despliega a través de múltiples medios y plataformas de comunicación y los espectadores, según su director Marcelo Marán, «asumen un rol activo en ese proceso de expansión». Se trata de un híbrido entre convivio presencial y relaciones tecnoviviales a través de los soportes filmados. Ham cuenta la historia de Federico Figueras, mediocre director de teatro, quien encuentra 12 rollos registrados en súper 8 pertenecientes a otro director teatral, Juan Benet, al que admira profundamente. Figueras lee en el hallazgo de esos materiales una señal del más allá que le envía Benet, quien se había ahorcado en La Cueva al inicio de la pandemia, en el mismo espacio donde estaba ensayando una adaptación de Hamlet. Como la puesta de Benet, titulada Ham (con clara resonancia del personaje de Final de partida, de Samuel Beckett), había quedado interrumpida por el suicidio, Figueras decide retomarla. Alquila la misma sala y convoca al elenco con el que estaba trabajando Benet. Mientras lleva adelante la puesta en escena, descubre quién era verdaderamente Benet, recibe información contradictoria sobre su suicidio, asiste a los conflictos internos de los actores y decide conocer la verdad sobre su muerte. El amplio equipo que lleva adelante Ham define esta propuesta como «experiencia inmersiva», según sus palabras, «una forma íntima e inmediata de performance contemporánea que se ha desarrollado en los últimos 15 años en el Norte de Europa y en Estados Unidos, forma de teatro “envolvente” en la que el público es libre de elegir, tomar decisiones y hasta participar de la acción». Las entradas se consiguen por Alternativa Teatral.

Jorge Dubatti