Hikikomori
La Chicana - Acqua Records

Si bien a La Chicana siempre se la relacionó con el tango por tenerlo como hilo conductor, eso no ha estado tan claro en los últimos diez años de su carrera. De Revolución o picnic (2009) a este nuevo Hikikomori, su centro gravitacional fue más bien la música popular del Río de La Plata, con estandartes como Charly García y Tata Cedrón. Y estas nuevas 16 canciones no son la excepción. Sin ir más lejos, hay una versión criolla de «Pedro trabaja en el cine» (García), una interpretación cumbiera de «Montevideo» (Negro Rada) y una experimental y yumbera de «Candombe del que hasta ayer reía» (Alposta-Cedrón). Lo demás, no menos importante, son composiciones de Acho Estol que siguen manifestando su gusto por la cultura rock y los bordes más cancioneros de los folclores del mundo. Y por ahí está, también, el toque distintivo de este material. Vuelve la mirada cosmopolita con foco gitano y se alejan un toque de La Pampa, trabajada en sus dos discos anteriores. Por supuesto que también hay tango y milonga. Ahí suenan orgullosas y desprejuiciadas «El peor» que dice «No importa lo que hacés si nadie mira/ Lo decía el fileteado de un camión» y «Ladrillo Quiroga», la historia de un perdedor que puede ser cualquiera de nosotros si la suerte ya está echada. Un cóctel servido por la voz de Dolores Solá que, como decía García, cuando interpreta «los espejos son sonrisas, y la sortija un aparato de amor».

Facundo Arroyo