Hotspot
Pet Shop Boys - x2

Pet Shop Boys llega a la madurez con vitalidad y entereza. Eso es lo que destila este disco en el que conviven varios climas: el electropop destinado a las pistas de baile y esas baladas melancólicas que Neil Tennant y Chris Lowe siempre han sabido construir con la sabiduría del artesano consumado. La edad de oro del proyecto fue en el siglo pasado, pero el dúo británico empezó a levantar la puntería con Yes (2009), siguió en la buena senda con Electric (2013) y Super (2016) y, ahora, llega al punto caramelo con Hotspot, que sin dudas se ubica entre lo mejor de su carrera. El trabajo sostenido con el productor  Stuart Price, socio de Madonna en el celebrado Confessions on a Dance Floor, ha rendido sus frutos: Pet Shop Boys suena hoy clásico y reconocible, pero para nada remanido. A la par de las reivindicaciones de alcance social (el matrimonio igualitario en «Wedding in Berlin»), hay humor zumbón («Only The Dark») y también puñales que apuntan directo al corazón («Burning The Heather», una belleza con marca registrada). Capaces de volverse profundos sin caer en la solemnidad, Lowe y Tennant exhiben con un orgullo apoyado en bases firmes una etapa otoñal que luce empática y cautivante.

Alejandro Lingenti