Impulso productivo
Jornada de vinculación tecnológica

Fundación Credicoop. La iniciativa reunió a expertos del CONICET con empresarios.

Con una amplia concurrencia de representantes pymes del sector metalmecánico, se llevó a cabo la II Jornada de Vinculación Tecnológica organizada por el CONICET y la Fundación Banco Credicoop, con el propósito de dar a conocer el desarrollo de innovaciones para el sector y las herramientas para poder incorporarlas en las empresas. Se destacaron las presencias de Eduardo Ciancio (director ejecutivo adscripto a la Fundación Banco Credicoop) y Héctor Pralong (a cargo de la Gerencia de Vinculación Tecnológica del CONICET). También estuvieron presentes Julio Castillo y Gustavo Marino (integrantes de la Fundación Banco Credicoop), además de Romina Reyes y Romina Cuello, quienes también forman parte de la mencionada Gerencia de Vinculación Tecnológica y dieron a conocer las herramientas que ofrecen en pos de articular la actividad entre investigadores y empresas.
«Como Fundación Credicoop, el haber cumplido 20 años de vida el 5 de enero nos lleva a un doble desafío: continuar trabajando con aquellas 2.500 empresas que participan en distintas actividades y programas y sumar este servicio de innovación, que para nosotros va a ser el desafío fuerte y con el cual pensamos trabajar muchísimo a partir de este año», subrayó Ciancio. Y destacó que el acuerdo firmado con el CONICET permitirá no solamente poder trabajar en la Ciudad de Buenos Aires, sino poder trasladarlo al interior del país. «Nuestros objetivos están asociados con transferir conocimiento, con vincularnos con la sociedad, con el sistema socioproductivo, con resolver problemas y mejorar la calidad de vida de la gente. Básicamente esa es nuestra intención, trabajar con fundaciones como la del Banco Credicoop genera una sinergia sumamente positiva», indicó Pralong. Apuntó también sobre los encuentros proyectados durante el año en curso y a los empresarios presentes les agradeció «la posibilidad que nos dan de estar aquí y de poder ayudarlos y trabajar en conjunto para agregar valor, agregar conocimiento, desarrollo de nuevos productos, todo lo que esté enfocado a modificar una matriz productiva y tener más opciones de competitividad en el mercado local y hacia afuera de nuestro país».
Seguidamente, investigadores de los distintos institutos científicos especializados dieron a conocer sus producciones. Los institutos que participaron fueron, entre otros, el Centro de Tecnología de Recursos Minerales y Cerámica; el Centro de Investigación de Métodos Computacionales; el Instituto de Química y Física de los Materiales, Medio Ambiente y Energía; y el Instituto de Tecnologías y Ciencias de la Ingeniería Hilario Fernández Long.