Industria, trabajo y producción
Mar del Plata
Horacio Tettamanti fue invitado a disertar en una de las sedes de Banco Credicoop. Recuperación de la soberanía y economía popular fueron algunos de los temas abordados. El modelo cooperativo como herramienta de construcción.
Texto y fotos: Juan M. Quintanilla

Unidad. El expositor instó a promover la integración de los sectores progresistas.

La comisión de asociados de la filial Centro de Mar del Plata de Banco Credicoop organizó una charla bajo el título «Industria, trabajo y producción en una Argentina soberana», que estuvo a cargo de Horacio Tettamanti, exsubsecretario de Puertos y Vias Navegables de la Nación y exsecretario de Producción en el Municipio de General Pueyrredon. Vecinos, comerciantes, profesionales, docentes, dirigentes, funcionarios, referentes gremiales, representantes de cámaras empresarias y asociados fueron convocados para pensar y debatir sobre «una mirada alternativa a este modelo económico».
«Los diagnósticos ya los conocemos –dijo Tettamanti–. Ahora hay que actuar seriamente», enfatizó. «Algunos creemos que este camino está agotado como concepto, por graves errores técnicos y desarticulaciones. Esto nos obliga a empezar a trabajar en la construcción de una política y un debate popular en las bases de la sociedad, de donde surjan genuinamente diferentes visiones que permitan converger en un camino en común. Tenemos que ir desarrollando un proyecto industrial compatible con la defensa del empleo de los argentinos», apuntó el exfuncionario en el comienzo de su exposición en la filial bancaria.
Para Tettamanti, hay que elaborar un decálogo de puntos comunes sobre los cuales trazar ese camino a desarrollar. «Una serie de conceptos donde vamos a sintetizar una visión del mundo, y en el que, tanto los sectores del progresismo, de la izquierda comprometida con el país, de la mayoría del peronismo y el socialismo, deben encontrarse». Asimismo, el ingeniero naval remarcó algunos aspectos que no deberían estar ausentes a la hora de pensar un nuevo modelo de país. «En principio es preciso recuperar la Patria Grande como concepto estratégico permanente. Más allá de que hoy transitamos una noche oscura, debemos pensar hacia adelante», manifestó.


Recursos bajo control
Por otro lado, Tettamanti planteó que es preciso delinear una concepción económica que entienda al consumo popular como la base fundamental de la actividad y el desarrollo industrial. «Esto es contrario a la ideología del ajuste y debe ser común a aquellos que entendemos que el Estado tiene que estar presente para tutelar una redistribución armónica de la riqueza y de la renta», reflexionó. Además, el exsecretario de Producción explicó que es necesario «pensar al capital al servicio de la economía y a la economía al servicio del hombre». También señaló que es importante fortalecer el concepto de soberanía. «No hay posibilidad de construir un país justo socialmente, políticamente soberano y económicamente independiente, si no tenemos control de nuestro territorio con la recuperación de los ríos, los puertos y las vías navegables», opinó.
El ingeniero dijo que la producción se sustenta en tres grandes patas: el financiamiento, la energía y la logística. En ese marco, indicó que es imprescindible nacionalizar los servicios públicos, que «el financiamiento y la moneda deben estar al servicio de la producción, y que la logística tiene que ser un servicio de la producción y del consumo».
Tettamanti destacó la iniciativa del banco cooperativo de brindar espacios para «este tipo de charlas». En cuanto a la necesidad de recuperar la soberanía productiva, advirtió sobre el deterioro que sufre la industria nacional en general. «Es evidente que tenemos que dar lugar a la economía productiva popular y, sacando la estructura tradicional de la empresa del capital, también debemos sumar a los sectores cooperativos, porque históricamente Argentina cuenta con un gran desarrollo del cooperativismo. Por eso –concluyó– este sector tiene que ser una pata esencial de este modelo de producción, trabajo y empleo que aspiramos construir».