Iniciales S.G.
Rania Attieh y Daniel García

La nariz icónica y escultural de Diego Peretti se impone desde los primeros planos de esta comedia negra dirigida en Buenos Aires por la pareja de realizadores que componen la libanesa Rania Attieh y el texano Daniel García. Sergio Garces sufre un violento accidente en la calle y va a parar a un hospital con su inconfundible apéndice nasal visiblemente lastimado. Extra de mil películas que aspira a más, autor de un disco de covers del legendario Serge Gainsbourg (de ahí sus iniciales y el apodo de «francés» con el que lo identifican sus amigos), Sergio parece no asumir el paso del tiempo y se debate como un veinteañero entre trasnoches de alcohol y porro, esa carrera que nunca terminó de despegar y su pasión futbolera. Por significativo designio del guion nos encontramos en pleno Mundial 2014, cuando una racha de mala suerte que arranca con la jeta golpeada lo encuentra poco después tratando de ocultar un cadáver en complicidad con una bella extranjera (la muy dúctil actriz estadounidense Julianne Nicholson). La puesta en escena consigue un efecto de oscuridad y amargura sin sobredramatizar, alcanza grandes momentos al graficar la decadencia y cierto ridículo del protagonista y una escena particularmente inspirada en medio de un rodaje porno. Su directora viene de ganar por esta película el Premio Nora Ephron a la mejor directora y guionista femenina en el festival de Tribeca.

Mariano Kairuz