Inseguridad
Gatillo fácil

Una joven de 17 años, Silvia Maldonado, fue acribillada por la policía santiagueña durante un allanamiento ilegal, en el barrio Gas del Estado, de la capital provincial. «Quiero ver la orden el juez», pidió la muchacha, mamá de dos hijos muy pequeños. De inmediato, recibió un golpe en el estómago y un balazo en la frente. Fueron imputados el cabo 1° José Abraham, y otros siete uniformados, por homicidio agravado. El caso se suma al de Camila, Gonzalo, Danilo y Aníbal, los chicos asesinados en San Miguel del Monte el 20 de mayo pasado; a los diez presos muertos en una comisaría de Esteban Echeverría y a la masacre de otros siete en Pergamino. Según Correpi, una persona cayó cada 21 horas a manos de fuerzas de seguridad desde que asumió el actual Gobierno, lo que evidencia una política de Estado contra la población más vulnerable.