Juntas contra la violencia
No estás sola
Un grupo de mujeres rosarinas diseñó, con la ayuda de programadoras de la Universidad Tecnológica Nacional, una aplicación que envía mensajes de alerta a contactos de la usuaria ante una situación de riesgo. El Estado y las políticas pendientes
Gastón Rodríguez

Modelo. La app está inspirada en una similar lanzada por la alcaldía de Ciudad Juárez. (Shutterstock)

Todas las mujeres lo sintieron al menos una vez. Al caminar de noche, al volver en un taxi, esperando el colectivo. La desprotección y también la inminencia de un peligro. «Cuando salimos a la calle –dice Marina Boldrini, una de las creadoras de No Estás Sola, la primera app contra la violencia de género en el país– es constante el miedo a no volver. Esto se hace muy visible en el mensaje “Avisame cuando llegues”; una pensaba que era algo que se hacía con las amigas, pero nos dimos cuenta de que desde la primera a la última mujer lo hace».
Desde su presentación el pasado 3 de junio, fecha en que se conmemoraba el quinto aniversario del Ni Una Menos, en la Plaza San Martín del centro de Rosario, la aplicación para celulares tuvo más de 1.700 descargas. «Esta app surge de lo que sufrimos todos los días. El año pasado hubo en Rosario muchos intentos de secuestros a mujeres, algunos se denunciaron ante la ley y otros a través de las redes sociales. Eso nos preocupó y la primera medida que tomamos fue realizar una volanteada con información sobre cómo actuar ante esa situación. Lo segundo que hicimos fue crear la aplicación», remarca Boldrini, quien es coordinadora regional por Santa Fe de la Campaña por la Emergencia en Violencia contra las Mujeres.
No Estás Sola se descarga gratuitamente desde la Play Store del sistema Android (se espera que próximamente también esté disponible para Apple) y la usuaria debe registrarse y agendar hasta cinco contactos, a los que les llegará una notificación de alerta con la ubicación en caso de que exista una situación de riesgo. Una de las ventajas de la app es que el mensaje de socorro se «dispara» con solo agitar el celular. Es importante destacar que los contactos también deben tener instalada la aplicación y que funciona solo con internet, es decir, se deberá contar con un paquete de datos o wifi (otra de las futuras mejoras es que pueda funcionar sin conexión).

El caso mexicano
«Con un grupo de compañeras de la Campaña pensamos qué podíamos hacer, qué herramientas teníamos a nuestro alcance para avisar que estábamos en una situación de peligro cuando por ahí no podés hacer una llamada. Empezamos a buscar qué había en otros países y nos llamó la atención la experiencia de México. La tomamos como modelo y la mejoramos; nos ayudaron programadoras de la Universidad Tecnológica y en solo unos meses ya habíamos armado la maqueta», recuerda Nazarena Galantini, otra de las creadoras.
Precisamente, fue una aplicación llamada No Estoy Sola, lanzada por la alcaldía de Ciudad Juárez, donde las mujeres asesinadas, abusadas o desaparecidas se cuentan de a miles, la que inspiró el modelo de Argentina.
«La aplicación se actualiza cada dos minutos y tiene que estar abierta. Nosotros recomendamos que la tengan activa en situaciones que son comunes para nosotras; cuando volvemos caminando de noche solas, a la salida del boliche, cuando estamos volviendo en un taxi», explica Galantini.
Tanto ella como Boldrini coinciden en que la app no soluciona el problema de la violencia machista y que es el Estado quien debe tomar medidas para resolver esta situación.
En ese sentido, esperan que algún funcionario provincial o nacional se acerque para coordinar acciones colectivas, lo que «demostraría que existe una voluntad de salvar las vidas de las mujeres». Hasta el momento, sin embargo, nadie se ha comunicado con ellas.
«Si el Estado –concluye Galantini– no toma el problema de la violencia de género en sus manos, va a ser más difícil que esto cambie».