La danza como acto político

Por iniciativa del Área de Investigaciones en Ciencias del Arte (AICA) del ccc Floreal Gorini y del Instituto de Artes del Espectáculo Raúl H. Castagnino (IAE) de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, se llevó a cabo, en la sala Meyer Dubrovsky, la conferencia del profesor de danza y escritor norteamericano Mark Franko, titulada «Los estudios de danza en perspectiva histórica y política». En ese contexto, se presentó su libro Danzar el modernismo/ Actuar la política. Franko estuvo acompañado por Juan Ignacio Vallejos (prologuista y traductor de la obra), Patricia Aschieri (doctora en Antropología), Diana Szeinblum (bailarina y coreógrafa) y Halima Tahan (doctora en Letras e integrante del IAE). Presentó Natacha Koss, investigadora del AICA. Franko abrió su conferencia ofreciendo un panorama acerca de los orígenes de los estudios de danza como disciplina académica. «Surgieron –detalló– como respuesta a la idea de que la danza carecía de un ámbito de estudio intelectual y serio comparable al de las artes visuales, la literatura o el cine». Aschieri, en tanto, afirmó: «Lo que hace es presentar las discusiones respecto de una crítica, una historia construida hegemónicamente de la danza moderna pero siendo él el organizador de un texto que intenta desestabilizar el discurso canónico, hegemónico a partir de la elaboración de una genealogía de los discursos acerca de los códigos expresivos». Szeinblum subrayó que la obra da cuenta «de la capacidad de la historia de visibilizar e invisibilizar sucesos artísticos». Como integrante del IAE, Halima puntualizó que el valor de la presencia de Franko en Argentina remite a «los pasajes y los puentes que se pueden tender dentro de las distintas disciplinas, que es algo a lo que ha estado apuntando el arte contemporáneo».


Romper el discurso hegemónico. Vallejos, Franko, Aschieri, Szeinblum y Tahan.