La encrucijada del diablo
Netflix

El mito cuenta que Robert Johnson acordó con el diablo encontrarse en un cruce de caminos, le ofreció su guitarra y se comprometió a entregarle su alma a cambio de que lo convirtiera en el más grande blusero. Y vaya si el diablo cumplió con su parte del pacto. Johnson fue uno de los guitarristas que más influyó en centenares de músicos de blues y rock de todo el mundo. De este extraño episodio y de los misteriosos tramos de su vida –e incluso su muerte– que lo convirtieron en una verdadera leyenda, da cuenta este documental. El legado del músico de Misisipi fueron apenas 29 canciones registradas, algunas en un hotel y otras en un viejo estudio, que cambiaron para siempre la historia de la música. De ello dan testimonio a lo largo del film figuras de la talla de Keith Richads, Eric Clapton, Keb’ Mo’ y Taj Mahal. La historia se va armando poco a poco y con retazos de memorias de viejos bluseros, algún documento oficial y fugaces evocaciones de los pocos que lo conocieron; episodios olvidados que los musicólogos han conseguido recuperar de la confusa biografía del guitarrista. Dirigida por Brian Oakes, La encrucijada del diablo es altamente recomendable, y un excelente punto de partida para introducirse en el sobrenatural universo del blues rural.

Marcelo Torres