La intimidad pública
Beatriz Sarlo - Seix Barral - 181 páginas

Que una intelectual prestigiosa como Beatriz Sarlo indague en el fenómeno de los escándalos de la farándula es el principal atractivo de La intimidad pública, una serie de ensayos que analiza la imbricación de la cultura del chimento con la explosión de las redes sociales. A lo largo de casi 200 páginas, Sarlo despliega su mirada lúcida y mordaz sobre un tema del que, en apariencia, sabe bastante: por caso, hace una justa distinción entre una «estrella» y un famoso. En la primera categoría se inscribiría, por ejemplo, Mirtha Legrand, y en la segunda, personas que son simplemente conocidas y cuya estrategia para visibilizarse en los medios es el escándalo permanente. «El chisme, que era solo uno de los géneros con los que se transmitían noticias de la vida de los famosos, se ha convertido en la forma en que esos famosos se presentan a sí mismos», afirma. Quizás el capítulo más interesante sea el dedicado a las maternidades mediáticas. «La comercialización de la maternidad –dice– es más aviesa que la del escándalo ya que complica la imagen de terceros que no pueden decidir sobre sí mismos». Y se plantea el interrogante sobre las consecuencias futuras de esa exposición. También señala otro aspecto que la maternidad mediatizada pone en evidencia: las diferencias sociales. «La famosa que amamanta en público ejerce un derecho que no está al alcance de la secretaria que, en una oficina cualquiera del mismo barrio, quisiera repetir esa exhibición de la maternidad mientras atiende a los que vienen a ver a sus jefas y jefes».  «¿Por qué ocuparse de estas cosas?», se pregunta sobre el final. «Por su lugar en la cultura cotidiana contemporánea y, en consecuencia, por la fuerza que ejercen sobre la sensibilidad y la experiencia».

Cora Giordana