La madeja de Moebius
Teresa Duggan

La coreógrafa argentina Teresa Duggan tiene un estilo en el que la danza es tan relevante como el diálogo de los cuerpos con los objetos, la iluminación y el vestuario. El cruce de estos elementos lleva siempre una orientación poética que se condensa en la creación de imágenes, que son casi una fotografía, en la que cada elemento tiene su sentido dentro de la composición. La madeja de Moebius es su más reciente y acaso más logrado trabajo, que aparece sintetizado en el campo semántico del tejido. Esto se muestra a través de la manipulación de lanas de colores, carreteles de elástico, nudos de hilos y gruesas agujas de tejer, que también se resignifican para hacer percusión y como cuernos de un combate. Las intérpretes (Vanesa Blaires, María Laura García, Magda Ingrey, Laura Spagnolo, Agostina Sturla, Vanesa Ostrosky, Gabriela Pizano), que portan un casquete sobre su cabeza, podrían ser ciervos, brujas o diosas en un tiempo y espacio indefinidos. Hay una inmensa tela blanca, que se vuelve iglú, cueva, útero; hay un viejo árbol. En ese paisaje lírico, ellas tienen su complicidad en secretas tareas que las ligan en movimientos al unísono; también enfrentan disputas y, finalmente, llegan a acuerdos que acaso pudieran volver a ordenar el caos del mundo, refundado bajo un nuevo árbol tramado con cinta de papel. (CELCIT)

Analía Melgar