La otra tecnología
Fiqus
Fundada en 2011 por un grupo de ingenieros en sistemas, analistas y programadores, la entidad se propone como una construcción colectiva que busca insertarse dentro del sector de una forma diferente. Trabajo en red y proyección internacional.
Silvia Porritelli

Aquí y allá. Aprovechando las ventajas de internet, la empresa tiene una base en la Ciudad de Buenos Aires y otra en Villa La Angostura. (Gentilezaa Fiqus)

Varios de nosotros trabajábamos de manera freelance y decidimos asociarnos en cooperativa porque nos permitía organizarnos de manera autogestiva, horizontal y democrática», cuenta Nicolás Dimarco, presidente de la cooperativa de trabajo Fiqus, fundada en 2011 por un grupo de ingenieros en sistemas, analistas y programadores. En las últimas décadas, creció la costumbre de trabajar de manera remota y, a nivel global, el sector informático es el que lidera esta tendencia. Haciendo uso de esta modalidad y aprovechando las ventajas de la tecnología, Fiqus implementó dos bases de operaciones, una en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y otra en Villa La Angostura, Neuquén. «Uno de los objetivos de la cooperativa es acompañar y potenciar la vida de las personas que la integran. Es por esto que buscamos que la organización se adapte lo más posible a la dinámica de sus vidas», comenta Martín Vallone, asociado de Fiqus que se mudó a Mar del Plata hace algunos años.
Basados en principios como tecnología de última generación, software libre, trabajo en equipo y metodologías ágiles, las 13 personas asociadas a Fiqus realizan consultoría, análisis, diseño y desarrollo de sistemas informáticos y soluciones a medida para clientes en el mercado nacional e internacional. «Gran parte de nuestros desarrollos son para el mercado exterior, no obstante nos interesa mantener cierto balance en lo que desarrollamos para que la tecnología y el conocimiento queden también en nuestro país», explica Hernán Gigena, otro de los asociados de la entidad.
Desde sus comienzos, Fiqus desarrolló diferentes propuestas como plataformas integrales de gestión y un sistema de facturación, entre otras. Para financiar parte de uno de esos emprendimientos, hace algunos años gestionaron, a través del Instituto Movilizador, un microcrédito. Asimismo, con el objetivo de fortalecer y potenciar al movimiento cooperativo tecnológico, Fiqus, junto con otras cooperativas del sector, fundó la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajo de Tecnología, Innovación y Conocimiento (FACTTIC). «Desde este espacio colaborativo impulsamos la creación de un área de articulación productiva denominada FIT (Flujo Intercooperativo de Trabajo). El FIT permite que las cooperativas integradas compartan proyectos y se organicen para ganar escala», comenta Dimarco.   

Trascender fronteras
Con el mismo criterio de potenciación intercooperativa, las entidades asociadas a FACTTIC comenzaron a trabajar en una estrategia de contacto con cooperativas de base tecnológica de otras partes del mundo. En ese marco, junto a la cooperativa Cambá, Fiqus se vinculó con entidades de otros países. Luego de varias reuniones virtuales, integrantes de ambas cooperativas viajaron al Reino Unido para intercambiar ideas y experiencias con sus pares británicos. Además, a través de la federación, los cooperativistas argentinos se conectaron con cooperativas tecnológicas en Estados Unidos, Canadá, México, Uruguay y Brasil, entre otros países.
Por otro lado, en octubre de 2019, Fiqus envió a un asociado, en representación de FACTTIC, para participar de la Conferencia Global de la Alianza Cooperativa Internacional realizada en Kigali, Ruanda. Para asistir a este gran evento, nuevamente las cooperativas federadas unieron esfuerzos. «Nuestro objetivo –concluye el presidente- es ocupar un espacio de referencia tecnológica dentro del cooperativismo mundial, con la idea de trabajar con y para diferentes organizaciones del sector».