La savia
Ignacio Sánchez Mestre

Elsa (Mirta Busnelli) es una mujer «jodida» y de carácter impredecible, como ella misma se define, que después de afrontar una separación y el alejamiento de sus hijos, se entera de que su ex va a volver a casarse. Pero no todo asoma con amargura en su vida, ya que dos grandes amores le dan fuerzas: las plantas y los libros. Y como Elsa no confía en su memoria, también degusta la escritura. Escrita y dirigida por Ignacio Sánchez Mestre, La savia llegó a la avenida Corrientes después de dos temporadas en el circuito alternativo. La pieza combina lo real, lo imaginario y lo onírico, en un escenario poblado de plantas de todo tipo. Como reconoce su autor, no es lineal ni uniforme, sino que invita al espectador a preguntarse una y otra vez sobre lo que está viendo. Si bien se llama La savia, también pudo haberse titulado El agua y los libros o Los hijos (interpretados por Agustín García Moreno y Constanza Herrera). El texto aborda una multiplicidad de temas, como el bienestar, la familia y el renacimiento. Quizás peca de ser demasiado poético, introspectivo y fantasioso, aunque puede movilizar profundamente porque Elsa (el oficio y el talento de Busnelli, que obtuvo el premio Trinidad Guevara por esta labor, eclipsan todo lo negativo) escribe para recordar lo que sucede y también lo que vendrá. (Metropolitan)

Javier Firpo