Lapsus
Zero Kill - Sony Music

Benito Cerati entrega uno de los discos locales de 2020 con Lapsus, el cuarto de su proyecto bilingüe Zero Kill. Decir que son nueve canciones largas –promedian los seis minutos– puede ser una aproximación, pero no significa nada al observar la trayectoria iniciada en 2013 con el contundente Trip Hour. Cerati hijo es un músico de alma que graba desde los cinco años, y su obra crece naturalmente como un árbol sano. Lo más difícil de encontrar parece ser el color de voz, el estilo de entonación, y este disco goth rock con aires psicodélicos es un fuerte paso en ese sentido: simplemente dejarla ser. La viste con reverb y distorsión, coros lejanos y agudos, y la compañía de Hilda Lizarazu, Marilina Bertoldi, Marina Fages, Sobrenadar y La Maurette. «Juré sostenerme, juré imponerme para sentirme bien /Fingí modelarme para mantenerme, la caída fue total», canta en «¿Cuánto más soportás?». El comienzo es cautivante, con una larga introducción de saxo entre un bosque de sonidos oscuros, hasta la caída de una guitarra muy Gustavo, una batería atronadora (Pedro Bulgakov) y, después, la voz en inglés. Conmueven la juvenil tristeza de «ZHW», la intensidad de «Santa Fe», la pesadumbre de «Noche oscura del alma». Un disco ambivalente, con arranques de furia pero mucha suavidad, repleto de situaciones instrumentales saboreables y estribillos sobrecogedores.

Micaela Ortelli