Las cajas de Vicentin
Santa Fe

A solicitud del fiscal de la Unidad de Delitos Complejos y Económicos, Miguel Moreno, fueron allanadas diez cajas de seguridad ubicadas en bancos de la provincia de Santa Fe registradas a nombre de directivos de la agroexportadora Vicentin. Moreno lleva adelante una investigación por presuntas estafas de la firma a sus proveedores y a entidades crediticias. Los allanamientos fueron realizados en sucursales de los bancos ICBC y Macro de la ciudad de Reconquista y en la del Santander Río ubicada en la localidad de San Lorenzo. Según explicaron fuentes tribunalicias la medida intenta, fundamentalmente, «resguardar prueba» en el controvertido caso de la exportadora beneficiada en los últimos tramos de la gestión de Cambiemos con créditos sin el respaldo correspondiente y sin pasar por los controles internos que exigen los protocolos bancarios. Entre los perjudicados está el Banco de la Nación Argentina, de donde salieron unos 300 millones de dólares que fueron hacia las arcas de la cerealera, que a pesar de ello entró en cesación de pagos. La primera demanda reunió a cinco productores que reclaman unos 8 millones de dólares y luego se sumaron los bancos internacionales que financiaban la operatoria de Vicentin. La denuncia planteó que la empresa ocultó información o tergiversó sus balances para exhibir una salud financiera ficticia.