Los casos del comisario Croce
Ricardo Piglia - Anagrama - 185 páginas

Al momento de morir, el escritor Ricardo Piglia dejó algunos libros preparados y terminados para su publicación que saldrán en los próximos años. Ahora aparece en la mesa de novedades el primero: Los casos del comisario Croce, un texto que tiene una carga especial por lo que cuenta Piglia en la nota del autor: «Compuse este libro usando el Tobii. Un hardware que permite escribir con la mirada. En realidad parece una máquina telépata. El interesado lector podrá comprobar si mi estilo ha sufrido modificaciones (…) Siempre me interesó saber si los instrumentos técnicos dejaban su marca en la literatura. ¿Qué cambia y cómo? Dejo abierta la cuestión». Digámoslo de entrada y sin pliegues: la potencia narrativa de Ricardo Piglia está intacta. Al terminar de leer Los casos del comisario Croce se puede comprobar que se está frente a un autor que aún se encontraba en la cima de sus posibilidades como narrador –sin mostrar signos de agotamiento– y que todavía tenía mucho para dar. Estos son doce cuentos donde el comisario Croce, uno de los personajes laterales de la novela Blanco nocturno, resuelve una serie de casos que son vistos acá más como aventuras intelectuales y atractivas que como una inmersión peligrosa en un mundo sucio, áspero y crudo. Viniendo de alguien como Piglia, esto se puede entender como las peripecias de un lector agudo de lo real y lo social que de casualidad está del lado de la ley. En esas circunstancias, la prosa de este autor inmenso se amolda muy bien al policial, un género que trabajó y estudió como nadie. Los casos del comisario Croce se disfruta como desafíos a la inteligencia del lector, donde lo lúdico es parte de una estrategia que funde profundidad, sagacidad y diversión.

Walter Lezcano