Macri y la encendida defensa del FMI

«En menos de un mes logramos este acuerdo que es la base para potenciar lo que venimos haciendo hace dos años y cuatro meses», subrayó el presidente Mauricio Macri en su primer acto oficial tras regresar de la reunión del G7 en Canadá. Allí trató de convencer a los trabajadores de la empresa Molinos, de la familia Pérez Companc, en la localidad bonaerense de Tortuguitas, que tomó una deuda de 50.000 millones de dólares porque pensó en «qué puedo hacer para ayudar a que cada argentino se pueda sentir mejor». Durante el acto de ampliación de una planta de fideos, volvió a hablar de las «reglas de juego claras», de la «previsibilidad», de que «nos decimos la verdad», de las «bases sólidas», de que el país va «en el camino correcto» y de «las inversiones». También advirtió que el país enfrenta «un camino largo». En medio de los repetidos tópicos de su discurso, el mandatario hizo una fuerte defensa del acuerdo con el FMI.