Mamapunk
Karina K
En Mamapunk, la talentosa actriz y cantante Karina K se ocupa de la idea original, el guion, la dirección y la interpretación. Bajo el funcionamiento de una cooperativa y con una acotada inversión en escenografía y vestuario, el proyecto ha sido acogido, sin embargo, por una sala comercial y lujosa. Allí Karina K se convierte en una versión personal de la ecléctica cantante alemana Nina Hagen. Sus canciones rockeras que, durante los 70 y 80, sonaron en circuitos vanguardistas, contestatarios, son versionadas en español, dentro de una dramaturgia más parecida a un recital que a un musical. No se narra historia o conflicto alguno, sino que se presentan etapas estéticas e ideológicas de Hagen: rechazo del consumismo, acercamiento a religiones orientales, experiencias con un hipotético OVNI, defensa de los derechos animales y su particular combinación de rock, punk, ópera y reggae. En el ambiente psicodélico y desfachatado que propone Karina K, desbordado de pelucas y vestuarios estrambóticos, hay espacio para su gran despliegue vocal, a la vez que para ciertas dosis de humor, y un didactismo que quiere contagiar valores como la paz universal y la vida espiritual. Acompañan, con buen desempeño como cantante, actriz y bailarina, Cynthia Manzi, una suerte de asistente de esta Nina Hagen, y único personaje además de la protagonista; y los tres músicos que realizan la banda sonora: Tomás Rodríguez, Juan Giménez Kuj y Fernando Seitz. (Teatro Maipo
Analía Melgar