Marca indeleble
Documental sobre Israel Mahler

Parque Chacabuco. Mahler en su paso como dirigente de la caja de crédito porteña.

La Sala Raúl González Tuñón del CCC Floreal Gorini fue el espacio elegido para el estreno de Mahler, una historia argentina, documental que recorre la vida de Israel Mahler, empresario industrial de la Ciudad de Buenos Aires que fue además dirigente de la Caja de Crédito Parque Chacabuco e integrante del Instituto Movilizador.
Dirigido y producido por Laura Mahler, su hija, el documental cuenta la vida de un hombre que ha atravesado gran parte de los sucesos de la historia contemporánea argentina, como activo partícipe de la política y el gremialismo empresarial. De hecho, llegó a ocupar el cargo de presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) en la década del 90.
«En un comienzo quise hacer un documental “serio”, en el que se contara solo el costado industrial y empresarial de la vida de mi padre, en el que no interviniera ningún aspecto personal. Luego me di cuenta de que eso no solo era imposible, sino que además, el hecho de que viniéramos de donde veníamos era lo que había justamente llevado a que él fuera quien era», dice la realizadora. El propio Israel Mahler (hoy de 89 años de edad) va conduciendo el film con su relato, acompañado por la voz en off de la directora, a la que se le suman entrevistados que aportan a la narración. Es importante, para la reconstrucción de la obra, el material en 8 milímetros filmado por el propio protagonista y el archivo audiovisual y gráfico, en el que aparece el periódico Acción del mes de julio de 1966, año en que Israel Mahler, junto con otros dirigentes del IMFC, fueron encarcelados por la dictadura de Juan Carlos Onganía bajo la falsa acusación de «evasión» y de estar vinculados a «organizaciones políticas extremistas».
«El movimiento cooperativo fue para mi padre el comienzo de su participación en la vida política y pública del país y lo marcó de manera indeleble. Ahí empezó a hablar frente a un micrófono, a compartir ideas, a tratar de influir. Mis recuerdos de lo relacionado con la cooperativa son felices. Sin entender nada de política veía gente que quería mejorar la vida de la comunidad, que donaba su tiempo al prójimo, que se interesaba por el bien común», cuenta la directora. Tras su estreno,  el film participará de festivales de cine y se presentará en entidades relacionadas con el cooperativismo y la actividad industrial.