Marcar el rumbo
Berisso
A raíz de un proyecto impulsado por la comisión de asociados, la gerencia y el personal de la filial 236 de Banco Credicoop, se inauguró Caminos Productivos de la Ribera, un recorrido turístico por las diversas actividades económicas de la localidad.
Luciana Burgos

Sinergia. Dirigentes de Credicoop y autoridades locales en la presentación del espacio. (Sebastián Casali)

En el marco de la 15° Edición de la Fiesta del Vino de la Costa de Berisso, se inauguró el paseo Caminos Productivos de la Ribera, recorrido turístico que, desde el centro cívico de la ciudad, atraviesa trece estaciones hasta llegar al Mercado de la Ribera, espacio de comercialización de productos regionales y difusión de la cultura ribereña de esa localidad bonaerense. La iniciativa cobró forma a raíz de un proyecto impulsado por la filial local del Banco Credicoop. «Siempre decimos que el banco no solo acompaña a las entidades sociales en lo comercial, sino, fundamentalmente, en el crecimiento de la localidad. Es un orgullo tanto pertenecer a esta institución como acompañar en este proyecto a nuestra comunidad. Somos diferentes, también, en este tipo de actividades», dijo Lucía Ruggiero, gerenta de la filial Berisso de Credicoop. Por su parte, Norma Mijailovsky, secretaria de Educación de la comisión de asociados de la filial, contó que el proyecto nació a raíz de un diagnóstico que llevó adelante el propio banco: «A partir de un relevamiento que hicimos por la ciudad con nuestro activador comercial, detectamos que el Mercado de la Ribera tenía problemas de visibilidad, ya que un alto porcentaje de los vecinos no sabía dónde quedaba, entonces surgió la idea de la señalética». Finalmente, se concretó la instalación de 15 carteles de hierro, el primero en la plazoleta Sánchez y los demás a orillas del canal Génova y en el predio del Mercado de la Ribera. El proyecto involucró a gran parte de la comunidad de Berisso: comerciantes, profesionales y empresas hicieron posible su construcción a través de aportes solidarios. También participaron activamente la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Nacional de La Plata, en la coordinación con los productores, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), desde dónde se realizó la clasificación de las temáticas para mostrar cómo se produce en Berisso y, finalmente, alumnos y profesores de la Escuela de Arte local, que trabajaron extracurricularmente en las obras artísticas que se encuentran instaladas en ambas caras de los carteles y que representan la cultura ribereña y diversas ramas productivas: el trabajo en la granja, el monte frutal y forestal, el trabajo con el mimbre y la apicultura, entre otras.


Hacerse visibles. La nueva señalética. (Sebastián Casali)


Saberes de antaño
Andrés Aguiar, presidente de la comisión de asociados de la filial de Credicoop, es a la vez productor integrante del mercado e isleño. «Me llena de satisfacción porque acá están las ganas de hacer de un montón de gente que se ven plasmadas en algo real –dijo–. Esta señalética es un gran avance y también me doy cuenta de lo que nos falta por hacer. Hoy el mercado funciona gracias a una suma de buenas voluntades; tenemos que seguir trabajando para que la ordenanza por la que se viene bregando desde el mercado sea realidad». Se refiere a un proyecto presentado ante el Poder Legislativo hace dos años que busca crear un marco regulatorio para el Mercado, con el objetivo de generar mejores condiciones para la venta de los productos locales. Un punto que sin dudas fue registrado por el intendente de la localidad, Jorge Nedela, que se encontraba en la inauguración y también brindó palabras de aliento y buenos augurios hacia el proyecto.