Marcha atrás
Jujuy

En medio de la crisis sanitaria por la explosión de casos de COVID-19 en la provincia que incluso motivó denuncias de profesionales de la salud por falta de insumos y aparatos, el gobernador Gerardo Morales estableció sanciones a médicos que no se presentaran a trabajar. Pero la medida generó tantos repudios que el mandatario jujeño tuvo que derogar el decreto punitivo. El argumento del Gobierno fue que se había logrado «superar las dificultades que lo originaron». Sergio Barrera Ruiz, secretario adjunto de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva dijo que «los colegas están colapsados y desbordados y se los amenaza innecesariamente con multas de un millón de pesos y prisión cuando son los que más están peleando contra la pandemia». Las protestas lograron torcerle el brazo a Morales. Jujuy tuvo que volver a Fase 1 por el crecimiento incontrolado de contagios y muertes.


Rechazo. Morales quería multar a médicos. (Apuap Jujuy)