Mare of Easttown
HBO

La estatura de Kate Winslet como actriz ya no es ninguna novedad. Dueña de una enorme ductilidad, la británica ha sido capaz de resolver con gran solvencia papeles muy diferentes: Titanic, que la consagró como estrella internacional; Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, que la mostró como pieza clave de un film de culto; El lector, que le dio finalmente un Oscar; y ahora Mare of Easttown, una muy buena serie que nos informa de su racionalidad para escoger trabajos en función de quién es y cómo luce hoy. Su Mare Sheenan para esta ficción policial ambientada en un pueblito de las afueras de Filadelfia es realmente formidable: una detective recia pero al mismo tiempo compasiva, golpeada por la vida pero con un sentido del humor fino y corrosivo, valiente y solidaria con la gente de su comunidad. Debe resolver, más allá de las menudencias de su realidad cotidiana, dos crímenes horrendos y difíciles de investigar. Mientras tanto, su vida sigue, marcada por una tragedia familiar, un traumático divorcio y su rol como abuela atenta a la crianza de una nieta llegada demasiado pronto. Distintas facetas de un personaje complejo, traducidas con eficacia por una actriz fabulosa.

Alejandro Lingenti