Marea alta
Verónica Chen

Presentada en el prestigioso Festival de Sundance y ahora disponible en la plataforma CINEAR PLAY, la última producción de Verónica Chen (Vagón fumador, Mujer conejo) es la primera entrega de un proyecto de cuatro películas rodadas en una localidad balnearia, cada una en una diferente estación del año. En esta oportunidad hay un disparador contundente: Laura (un muy buen trabajo de Gloria Carrá) se encuentra sola en su casa de veraneo, mientras tres obreros hacen remodelaciones en el quincho. Una noche coquetea con Weisman (Jorge Sesán), el capataz, y termina en la cama con él. Al día siguiente Weisman desaparece y ella se siente amenazada por los otros empleados (Héctor Bordoni y Cristian Salguero), quienes se toman libertades respecto al trato, en una situación que tarde o temprano se saldrá de control. La directora construye un relato en clave de terror sobre las desigualdades de clase y de género, que pone en jaque a la falsa cordialidad. La tensión se acrecienta al tratarse de que es una mujer quien detenta el poder en un microuniverso netamente masculino. El conflicto es narrado desde los ojos del personaje de Carrá, circunstancia que nos lleva a empatizar con ella tanto en sus deslices como en sus miedos, pero también a tomar distancia frente a determinadas actitudes. Y esa ambigüedad nutre a un film que se ocupa de la moral y sus límites.

Emiliano Basile