Marea verde frente al Congreso

Mientras miles de mujeres, en la Argentina y en el mundo, reclaman en las calles por el derecho a decidir sobre sus propios cuerpos, los senadores debatían sobre la ley de interrupción voluntaria del embarazo, que ya tiene media sanción en Diputados. Frente al Parlamento, una marea de pañuelos verdes se agita por «Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir», premisas de la campaña que brega contra el aborto clandestino y sus trágicas consecuencias. Los argumentos encontrados caracterizaron el debate de los Senadores. De los 72 integrantes de la Cámara alta, hay ocho que no hablarán. Seis de ellos tienen decidido votar contra la legalización, uno a favor y la restante está con licencia por embarazo. Momento histórico de la puja por los derechos de la mujer.