Más que números
Río Cuarto
Movidos por las ganas de trabajar de manera asociativa, jóvenes profesionales crearon la cooperativa Gestionar, que brinda servicios de consultoría y asistencia contable, legal y técnica a entidades de la economía social y solidaria.
Texto y foto: Bibiana Fulchieri

Sin pausa. «Había tanta demanda insatisfecha que nunca nos faltaron clientes», aseguran.

Nos conocimos en el 2001. Cada uno estaba cursando diferentes carreras pero participábamos en el Equipo de Pastoral Universitaria de Río Cuarto. Al recibirnos seguimos con mucho compromiso hacia la acción social y nos encontramos todos haciéndonos las mismas preguntas: ¿Para qué estudiamos? ¿Para quiénes? ¿Qué podemos hacer juntos?». Así describe Pilar Manchado, presidenta de la cooperativa de trabajo Gestionar, los primeros pasos de la entidad cordobesa que hoy reúne a una docena de jóvenes profesionales. En la actualidad brindan servicios de consultoría, asesoramiento, diagnóstico y realización de trabajos vinculados al área contable, financiera, social, legal y técnico-productiva. Sus clientes principales son empresas del sector cooperativo y organizaciones sociales. Jorgelina Giayetto, síndica, afirma que la experiencia de trabajo comunitario los hizo desear «un espacio laboral en el que se pusiera eso en juego, nuestra cuestión identitaria». Luis Caso, secretario, afirma que romper con los prejuicios hacia esta forma de organización fue el primer paso: «Empecé a convocar a reuniones a quienes ya estaban pensando en asociarse, al comienzo fue duro encontrar entre los que iban egresando profesionales que quisieran arrancar con la economía social. Pero a pesar de los supuestos riesgos, nos conformamos en cooperativa y, como había tantas demandas insatisfechas en este sector, nunca fuimos a buscar clientes», asegura.
Todos los entrevistados coinciden en que el «bautismo de fuego» de Gestionar fue asistir en las instancias de su proceso asociativo a la cooperativa de trabajo 29 de Mayo, una empresa recuperada que presta servicios de mantenimiento y limpieza en el campus de la Universidad Nacional de Río Cuarto.  «Fue en el 2016 y se convirtió en un hito para nosotros porque en ese acompañamiento tuvimos todos los desafíos juntos. A partir de ese trabajo seguimos en el camino de que los grupos precooperativos puedan constituirse formalmente. Logramos que 17 cooperativas funcionen plenamente y otros cuatro grupos estén por lograrlo, también asistimos a 12 fundaciones y a una asociación civil», relata Caso.


Sumar y enriquecer
Rosana Manetti, tesorera, destaca que en el proceso de conformación como cooperativa se buscó sumar asociados de profesiones diversas, para enriquecer la experiencia. María José Muñoz, otra de las asociadas, relata: «Cuando me comentaron que en esta cooperativa necesitaban otra contadora, acepté y fue como empezar de nuevo, un gran desafío, porque es muy distinto a trabajar en solitario como lo hacía; acá siento el continuo respaldo de la cooperativa». Verónica Pugliese, comunicadora, agrega: «Necesitamos profundizar el vínculo con las federaciones y, como sabemos, no hay federaciones sin cooperativas,  por lo cual estamos laboralmente involucrados en capacitar y formar a grupos precooperativos».
Hoy, Gestionar tiene tres líneas de servicios: Servicios contables; Planificación y comunicación (estrategias para empresas e instituciones); y Capacitación y formulación de proyectos (acompañamiento a cooperativas y entidades de la economía social en la ejecución de proyectos y trámites diversos). Los asociados destacan el involucramiento con las entidades que asisten: «Acompañamos en terreno y nos involucramos en los lugares donde actuamos. Nos hacemos parte». Cuando de proyectar el futuro se trata, la presidenta resume los anhelos colectivos: «Nuestros sueños no tienen que ver con la realidad inmediata, queremos aportar para transformar la sociedad en una más justa convencidos de que este sistema no da más. Hay que actuar desde la economía social y solidaria para una construcción política diferente».