Memoria sin protección
Incendio intencional

Morón. Se perdió documentación histórica. (Gentileza periódico Anticipos)

Un incendio que según las pericias fue intencional destruyó parcialmente el chalet donde funcionó el centro clandestino de detención de la Regional de Inteligencia de la Fuerza Aérea (RIBA) en la localidad bonaerense de Morón. Los organismos de derechos humanos denuncian que se perdió documentación histórica y que el lugar no tenía protección del Estado. La ley nacional N° 26.691 «obliga al Estado a realizar las acciones necesarias para preservar las evidencias materiales del genocidio perpetrado durante la última dictadura que todavía persisten en el lugar», dijo la Comisión Provincial por la Memoria en un comunicado. Por crímenes cometidos en el RIBA durante la dictadura, Omar Graffigna, jefe de la Fuerza Aérea entre 1979 y 1981, fue condenado a 25 años de cárcel en 2016 por las desapariciones de José Manuel Pérez Rojo y Patricia Roisinblit, hija de Rosa, de Abuelas de Plaza de Mayo. La casa –declarada Sitio Histórico de la Memoria en 2017– «no tiene luz ni gas y parece ser que tampoco vigilancia porque el incendio se sucedió un día hábil y a plena luz del día sin que nadie viera nada», señaló Guillermo Pérez Roisinblit, el hijo de Patricia, recuperado en el año 2000.