Memoria viva
Encuentro con excombatientes
Organizada por las filiales La Plata, Berisso y Ensenada del Banco Credicoop y la sede local del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, se realizó, con gran concurrencia, una charla a propósito del 35º aniversario de la guerra de Malvinas.
Luciana Burgos
Historia. Los integrantes del CEMA compartieron sus vivencias con un numeroso público. (Sebastián Casali)
A 35 años de la guerra de Malvinas, las comisiones de asociados del Banco Credicoop de La Plata, Berisso y Ensenada y el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos de La Plata organizaron una charla con integrantes de la Casa del Ex Soldado Combatiente (CEMA), en el Centro Cultural Estación Provincial. Más de 50 personas asistieron al encuentro en el que los exsoldados Germán Farías, Daniel Ramos, Jorge Rey, Luis Bigot, Gabriel Olavarria, Eduardo González, Alberto Tarsitano, Antonio Reda y Claudio Guzmán –a la vez actual consejero del Banco Credicoop y miembro de la comisión de asociados de la filial La Cumbre de La Plata– brindaron una charla que incluyó la exposición de documentos, gráficos y fotografías históricas, junto a relatos sobre la guerra. «Cada vez que surjan las disidencias, nos vamos a dar el lujo de poder construir desde las diferencias, porque 14.000 de nosotros fuimos a Malvinas, por lo que hay 14.000 historias distintas», dijo Farías.
La organización CEMA busca honrar la memoria de los excombatientes, así como también apoyar las acciones de recuperación del territorio y los reclamos por el ejercicio pleno de la soberanía sobre las islas. Para cumplir con estos propósitos visitan distintas instituciones, especialmente escuelas, en las que ofrecen charlas, declaradas recientemente de interés Legislativo por el Honorable Senado de la Provincia de Buenos Aires.
Alicia Gonzalo, presidenta de la comisión de asociados de la filial Zona Sur de La Plata y Ricardo Gil, presidente de la filial La Plata del IMFC, abrieron la charla. Gil recordó que «es una responsabilidad cívica como ciudadanos y argentinos, reivindicar a los excombatientes en el marco de las políticas por memoria, verdad y justicia». Aunque no es un dato popularmente conocido, la ciudad de La Plata fue la que más soldados envió a combatir en Malvinas. Farías agregó que, sin embargo, hasta hace muy poco tiempo no había un monumento a los caídos en la ciudad. Hoy, la Plaza Islas Malvinas –donde se encontraba el Casino de Oficiales del Regimiento 7 de Infantería– cuenta con un paseo en memoria de los fallecidos. En el año 1982, desde allí partieron hacia la guerra los exsoldados de CEMA, que pertenecían a la Compañía «B» Monte Longdon. En el conflicto fallecieron 46 de los integrantes del grupo.
 
Causas y consecuencias
A lo largo de la exposición, los exsoldados abordaron diversos aspectos de las islas, desde sus conflictos geopolíticos hasta su flora, fauna y recursos naturales. También compartieron detalles, horarios, llamadas, órdenes, números, nombres, conversaciones y reconstruyeron las consecuencias directas e indirectas de la guerra. «Nosotros –recordó uno de los integrantes de CEMA– estuvimos dos meses dentro de un pozo esperando que lleguen los soldados británicos, mientras ellos venían a bordo de sus barcos preparándose físicamente». «Algunos no sabíamos siquiera dónde quedaban las islas a dónde íbamos a combatir», dijo otro de los excombatientes. «Tenemos muy pocas fotos, pero en las pocas que tenemos descubrimos que en todas nos falta un compañero», «no todos volvimos y algunos volvimos solo en partes», fueron otras de las frases de la jornada. Al finalizar, Gil afirmó: «Para nosotros es clave que las reivindicaciones incluyan el reconocimiento de aquellos que padecieron ir a la guerra. Fue un cambio trascendental para cada uno de los argentinos, pero sobre todo para los excombatientes. Su rol de reivindicar la memoria de los compañeros caídos, ir a la escuela donde estudiaron y poner una placa en homenaje a su vida, es reparador para la sociedad».