Menea para mí
Mariana Cumbi Bustinza

Menea para mí, de la joven Mariana Cumbi Bustinza, se desarrolla en un espacio despojado, donde cuelgan sogas con ropa que está secándose. Otros objetos: cajones desvencijados y vino en tetra brik. Diez actores y actrices que muestran algún conocimiento de danza visten ropa deportiva de colores estridentes, gorras con visera, anteojos negros. Hay escenas (diálogos y monólogos) con temáticas como el uso de armas, la pobreza, el aborto, el  abuso sexual, la amistad, la pasión futbolera. Se escucha «la calle es mi escuela», «tomo frula», «los guachines». Con estos elementos, se configura una historia que sucede en una villa miseria. El protagonista es Maxi, enamorado de «la Pao», pero funciona como excusa para reflejar la vida en la villa. La atmósfera de Menea para mí está teñida de angustiosa denuncia. Pequeñas coreografías se hacen con música, mayormente de cumbia, aunque también hay murga y hip hop. Los movimientos realzan la dimensión social del baile.

Analía Melgar