Menos playas
Cambio climático

(Foto: Télam)

La Argentina es uno de los tres países que se verán más afectados por la pérdida de playas de arena que, debido al cambio climático, sufrirá el planeta en los próximos 30 años. Según un estudio publicado en la revista científica Nature Climate Change, el promedio del retroceso de los litorales arenosos en el mundo será de 1.000 metros en tres décadas. Los investigadores responsables del trabajo, pertenecientes al Centro de Investigación Conjunta de la Unión Europea en Ispra, Italia, analizaron, a través de imágenes satelitales, cómo cambiaron las playas durante los últimos 30 años. A partir de esta información y mediante la utilización de simuladores, anticiparon el modo en que el calentamiento global podría afectarlas en las próximas décadas.
El nivel del mar ha estado aumentando aceleradamente en los últimos 25 años y continuará haciéndolo. En nuestro país, además, según los datos de investigadores del Conicet pertenecientes al Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras y al Instituto de Geología de Costas y del Cuaternario, se suman los efectos de las sudestadas, el drenaje de excesos hídricos y las alteraciones estacionales provocadas por los concesionarios de los balnearios. Junto con la Argentina, países como México, Chile, Australia, Canadá y China también están en riesgo de perder parte importante de sus playas.