Mis días sin Victoria
Belén Arena

Mis días sin Victoria es casi un solo. Su protagonista es la bailarina y performer Belén Arena, pero mantiene un diálogo con Fiorella Álvarez Vleminchx, y otros seis colaboradores que intervienen con pequeñas acciones. Arena reconoce que su proyecto, en una etapa inicial, fue dirigido por Marina Otero. En efecto, mucho de la creadora de Recordar 30 años para vivir 65 minutos se encuentra también aquí: un colage visceral de episodios y objetos de la vida personal, una reflexión sobre el resbaloso límite entre realidad y ficción. La particularidad de Mis días sin Victoria es que todo gira en torno a la historia de amor lésbico entre Arena y una bailarina a la que se nombra como Victoria, cuya ausencia es suplantada por Álvarez Vleminchx. Sexo, afecto, obsesión, desesperación aparecen en diferentes cuadros que se desarrollan en el escenario, donde también se encuentra el público. La propuesta reniega, voluntariamente, de toda prolijidad o refinamiento y prefiere, en cambio, un acabado tosco, brutal. Hay desnudos totales, gritos, sudor, y una búsqueda de respuestas a la pregunta acerca de la identidad: ¿quién soy yo si no hay un otro? (Centro Cultural Recoleta)

Analía Melgar