Muerte en la comisaría
Esteban Echeverría

La Comisaría Tercera de Transradio, Esteban Echeverría, que se hallaba clausurada por orden judicial, fue el escenario donde nueve detenidos murieron en un incendio registrado el 15 de noviembre del que resultan responsables los policías, quienes, según los testimonios, cortaron el agua. «Es una masacre de la que el Estado es su máximo responsable. Una nueva masacre de personas que aún no habían sido condenadas por la Justicia, ya que se encontraban procesadas», indicaron desde la Comisión Provincial por la Memoria que preside Adolfo Pérez Esquivel. Ese organismo había advertido al gobierno de María Eugenia Vidal sobre la inminencia del peligro debido al hacinamiento y a la superpoblación. «Los relatos coinciden en que la policía, primero, cortó la luz en los calabozos cuando un grupo de detenidos se negó a apagar la música. Esa decisión, sumada a las degradantes condiciones de alojamiento como la falta de colchones, derivó en una protesta con fuego por parte de los detenidos. Fue allí cuando los efectivos deliberadamente cerraron el suministro de agua a los calabozos, que habría evitado las muertes», señalan en la CPM.


Incendio. La policía cortó el agua. (Noticias Argentinas)