Mujeres al volante
Rosario

La jueza civil y comercial Nº 10 de Rosario, Paula Calace Vigo, falló a favor de cuatro mujeres choferes de colectivos de esa ciudad que demandaron a la empresa municipal de transporte público por discriminación. Se trata de Natalia Verónica Munafo, María Etelvina Álvarez, Alejandra Isabel Avendaño y Silvina Ada Moreno, quienes hicieron reemplazos entre diciembre de 2017 y febrero de 2018 como conductoras de microómnibus rosarinos, pero luego fueron cesanteadas por motivos no muy claros. El caso comienza con una ordenanza de 2006 del Concejo Deliberante local, que garantiza «el ingreso de una mujer por cada dos puestos a cubrir». Durante ese verano, se produjeron 19 vacantes que fueron cubiertas exclusivamente por varones. Según el dictamen, la empresa no solo «incumplió» la ordenanza 7.981 sino que «tampoco ofreció prueba alguna que desacreditara la idoneidad de las cuatro mujeres que se habían desempeñado como choferes». Calace Vigo ordenó a Movi, la empresa, a incorporarlas bajo un contrato por tiempo indeterminado en la categoría de «conductor guarda», a jornada completa y en las mismas condiciones que el plantel masculino.


Discrimnación. Pelea por la igualdad. (Celina Mutti Lovera)