Nora Merlin
Psicoanalista. Página/12, agosto 5.

«El neoliberalismo precisa culturas sin política. El odio es fantástico como cultura sin política porque si el conflicto político lo tramitamos como "malos" y buenos", como "corruptos" y "decentes", se transforma en un conflicto moral.»