Nueve cuentos malvados
Margaret Atwood - Salamandra - 299 páginas

En su último libro en español, la canadiense Margaret Atwood utiliza la fórmula de los «nueve cuentos», como si fuese un homenaje a Salinger, el autor del inigualable Nueve cuentos. Como sabemos, Atwood no es una escritora más. No necesita repetir estructuras canonizadas para brillar con el reflejo del éxito ajeno. Publicado originalmente en 2014 con el título de Colchón de piedras, el libro lleva nueve dosis puras de lo mejor de la autora, donde se mezclan géneros, preguntas y una prosa corrosiva que deja al lector con una sonrisa idiota, como si estuviera viendo en la calle a una vieja dándole bastonazos a un policía. En el tríptico de cuentos inaugural, Atwood recupera su ambiente de juventud, que trajinó junto a poetas y bohemios. Los personajes saltan de un cuento al otro, miran el pasado desde un presente con arrugas, próstatas hinchadas y alucinaciones generadas por el ácido lisérgico de la vejez. La mirada de Atwood sobre el pasado no es nostálgica. En cuentos como «La Dama Oscura» o «Colchón de piedra», el pasado es reelaborado desde el presente; el recuerdo moviliza a los personajes, los pone en acción. Otra de las virtudes del volumen es la diversidad de géneros que trabaja Atwood. Pasa del thriller en el ingenioso «El novio liofilizado», al gótico en «Lusus naturae» o al realismo intelectual en «La mano muerta te ama». Nueve cuentos malvados es un libro ecléctico, compuesto por ficciones escritas en diferentes contextos, a pedido de revistas y antologías, que son enhebradas por la prosa pícara, elegante y reflexiva de Atwood.

Damián Huergo