Nuevos tiempos
Buenos Aires
La filial La Plata del Banco Credicoop y la filial local del IMFC convocaron a una actividad que analizó las perspectivas y desafíos del sector solidario en la pandemia de coronavirus. Participaron dirigentes de cooperativas, mutuales y organizaciones sociales.
Luciana Burgos

Ricardo Gil. «La maximización de la riqueza es incompatible con modelos más igualitarios». (Sebastián Casali)

Convocada por la filial La Plata del Banco Credicoop y la filial local del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, se realizó la conferencia virtual «Política Económica en tiempos de pandemia: desafíos y perspectivas desde la economía social», que contó con la presencia de más de 150 personas pertenecientes a cooperativas, mutuales y organizaciones de la sociedad civil. Coordinado por Silvana Rivas, presidenta de la Comisión de Asociados de la filial La Plata de Credicoop, la charla contó con las disertaciones de Raúl Cúneo, militante social y presidente de la Comisión de Asociados de la filial Plaza San Martín del Banco Credicoop; y de Ricardo Gil, presidente del IMFC La Plata.
Cúneo introdujo el tema de la situación sanitaria y económica internacional en relación con la pandemia; remarcó la pérdida de empleo y de la producción y el aumento del gasto público que implicó asumir las consecuencias del aislamiento social. También destacó que el Estado argentino ya destinó más de 160.000 millones de pesos a ayuda social para enfrentar la pandemia. También afirmó que el COVID puso una lupa sobre una crisis que ya existía. «Antes del brote, nosotros veníamos advirtiendo que los datos disponibles daban cuenta de la grave recesión y de la dificultad para salir de ella», afirmó. Para finalizar remarcó que ante las grandes brechas que la pandemia ha agravado, «es momento de políticas universales, redistributivas y solidarias, con enfoque de género y de construir nuevos derechos y sistemas de protección social universales».
Por su parte, Ricardo Gil manifestó que conceptos como la maximización de la riqueza y la renta son incompatibles con modelos solidarios e igualitarios. Para él, la clave está en combatir la desigualdad. «Nuestro rol como cooperativistas debe estar al servicio de la comunidad y de un proyecto de Nación mucho más justa y solidaria», dijo. Además, compartió la Propuesta Cooperativa por una Argentina con Democracia Participativa y Justicia Social que incluye diez ejes básicos entre los que se encuentran una ley de inversiones extranjeras, la necesidad de limitar el endeudamiento externo y orientar el crédito a la producción y una reforma tributaria.