Nuevos tiempos
Idelcoop
La Fundación de Educación Cooperativa continúa con sus cursos, charlas y actividades, adaptados a las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus.
Cora Giordana

Digital. Artículos e investigaciones sobre economía social, el fuerte de la publicación. (Mauro Torres)

Trabajo remoto, lectura en pantalla, aprendizaje a distancia: muchos son los cambios en los hábitos cotidianos que se vieron acelerados por la pandemia de coronavirus. Y la fundación Idelcoop no fue la excepción. La entidad, creada en 1973 por el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos con el objeto de promover y estimular la educación y capacitación cooperativa, puso en marcha iniciativas para adaptarse a los tiempos que corren.
En primer lugar, su revista, espacio de difusión de investigaciones, estudios, reflexiones y experiencias del movimiento, dejó de editarse en papel. La publicación, que tenía su versión digital desde hace años, solo estará, desde ahora, disponible en ese formato, que puede descargarse desde el sitio idelcoop.org.ar. «Se puede bajar el PDF con la revista completa o descargar artículo por artículo», dice Daniel Plotinsky, director de Idelcoop. Y afirma que en el mundo académico la lectura de documentos digitales está ampliamente difundida desde hace años y, pandemia mediante, este hábito se extendió también al otro gran público de la revista: los dirigentes del movimiento cooperativo. «La pandemia acostumbró a los que no estaban tan acostumbrados a usar la web para leer. El papel tiene un límite que es físico, pero esto es infinito y tiene una llegada mayor», asegura el director de Idelcoop.
Idelcoop también integra el equipo de la Secretaría de Educación del Banco Credicoop. En ese marco elabora propuestas de capacitación que se desarrollan bajo criterios de autoformación en cada una de sus filiales. Ante la imposibilidad de realizarlos de manera presencial, se diseñó una nueva propuesta completamente virtual. «Diseñamos no solo el guion, sino también videos, juegos, actividades que se pueden hacer en línea. Es un ciclo de talleres que en las filiales hacen en conjunto las comisiones de asociados y el personal, y que también realiza todo el personal de la Casa Central», señala Plotinsky. En el contexto de la pandemia, se está desarrollando un ciclo de tres talleres; el primero sobre los elementos básicos del cooperativismo, otro sobre las distintas miradas del cooperativismo y un tercero con los elementos más específicos de la mirada del cooperativismo que tiene el IMFC.

Un proyecto diferente
El equipo de Idelcoop también adaptó al nuevo contexto el proyecto educativo que lleva adelante en la localidad bonaerense de Villa Martelli junto con la cooperativa farmacéutica Asoprofarma. Asoprofarma financia educación cooperativa en dos entidades a las que asistían chicos de familias de pocos recursos a contraturno de la escuela. Allí se hacían varias actividades y un equipo nuestro, recreólogos en su mayoría, trabajaba en juegos cooperativos». Ante la imposibilidad de continuar de forma presencial, se diseñó una propuesta virtual, a través de Facebook y también una en soporte físico: La oreja verde, publicación con material para jugar, leer y escribir, que comenzó siendo una hoja y hoy es una pequeña revista con una tirada importante. «Salen cada dos meses y son temáticas, en marzo el tema fue Memoria, en mayo, Trabajo. Comenzaron a hacerse para los niños de los talleres, por pedido de ellos, luego para las familias de trabajadores de Asoprofarma y después llegó a otras entidades que lo solicitan. Generó mucho interés», afirma Plotinsky.
A la par, se sigue trabajando en otras actividades como el Programa Latinoamericano de Educación a Distancia (PLED), que lleva 11 años de funcionamiento continuo. Se trata de siete cursos que abarcan contenidos vinculados con cooperativismo, economía política, historia y política internacional, economía social, pensamiento latinoamericano, teoría política y perspectiva de género. Los mismos están destinados a empleados y dirigentes de las entidades del movimiento cooperativo nucleado en el Instituto Movilizador.
También continúa el trabajo en el Archivo Histórico del Cooperativismo Argentino, en conjunto con Cooperar, IUCOOP, el Archivo Histórico del Cooperativismo de Crédito y la Universidad Nacional de Tres de Febrero.