Numen
Oscar Araiz

Los siete intérpretes de la reposición de Numen, coreografía que Oscar Araiz creó  en 1991 para el Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín, son parte del desmantelado Grupo de Danza de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM). La nueva decana del Instituto de Artes de la UNSAM, Laura Malosetti Costa, decidió finalizar los ocho años de continuidad de la agrupación dirigida por Araiz. Pero sus integrantes, junto al propio Araiz, decidieron conformar una cooperativa independiente. Si bien no proponen estrenos de una variedad de coreógrafos, sí han logrado una danza exquisitamente realizada, por cuerpos entrenados y expresivos, para encarar una pieza de magistral estructura. En Numen prácticamente no hay escenografía, excepto unos paneles laterales, una suerte de pared de la que los bailarines se trepan y cuelgan. El resto es espacio vacío donde se trazan los movimientos intensos, perturbadores. La música no es un telón de fondo, sino una presencia fundamental. Composiciones de Arvo Pärt originan ambientes siniestros, luminosos, anhelantes, angustiantes. Hay trabajos en dúos y tríos que revelan el amplio espectro de alternativas de la danza contemporánea frente al ballet canónico. El uso del espacio, con mínimos recursos, es explotado en múltiples variantes. Por momentos quedan zonas en blanco, en otros los bailarines danzan cabeza abajo. Espacio, cuerpos y sonido se combinan para encontrar una esencia, como el numen, siempre anhelada, siempre esquiva. (Hasta Trilce)

Analía Melgar