Opus Gelber
Leila Guerriero - Anagrama - 333 páginas

En tiempos de crisis y redefiniciones en torno al oficio periodístico, vale la pena aproximarse a esta obra para recobrar la esperanza. Una de las plumas más relevantes y estéticamente vigorosas de Iberoamérica se encargó de retratar en más de 300 páginas a uno de los pianistas más importantes del siglo XX. Muchos lectores conocerán a Bruno Gelber por memes o imágenes virales. Sin embargo, el contemporáneo de Martha Argerich y discípulo de Vicente Scaramuzza dio más de 5.000 conciertos en todo el mundo y se consagró como uno de los mejores intérpretes de la obra de Beethoven. Guerriero se encarga de subrayar mediante su prosa la definición del género perfil: no es una biografía; el valor agregado de este texto radica en el recorte. Cual directora de cine, la autora construye un encuadre que muestra al personaje desde un ángulo único. A partir de horas de entrevistas, testimonios de amigos y expertos (la duquesa de Orleans, el diseñador Gino Bogani y el crítico Pablo Gianera, entre otros) la cronista expone su glotonería a la hora del té, su elegancia y refinamiento a la par de una extraña sensibilidad popular, su manera única de enseñar. También revela su fragilidad, como cuando se quebró la muñeca y temió por su carrera. Este perfil reivindica lo mejor del buen periodismo (la pulsión curiosa, la capacidad de develar lo que está oculto, el trabajo sobre la materia sensible, el cuidado obsesivo por la belleza del lenguaje), robusteciendo una historia que iguala, o supera, el valor emotivo de una novela de ficción. Esto, escrito al calor de los discursos efímeros, las definiciones volátiles y las fake news, incrementa su valor artístico y testimonial.

Pablo Díaz Marenghi