Parte de la comunidad
Escobar
Gracias a la sinergia y el trabajo conjunto entre el Banco Credicoop, la cooperativa local y el municipio, se inauguró el Centro Cívico Loma Verde, donde se podrá acceder a múltiples servicios. Presencia del intendente y de Carlos Heller.
Ulises Rodríguez

Prueba de optimismo. Vecinos y autoridades locales asistieron al acto de apertura. (Jorge Aloy)

La Cooperativa de Consumo Popular Escobar Norte, ubicada en la localidad de Loma Verde, terminó de construir este año su nuevo edificio. En la esquina de la Colectora Este y la calle 119 la entidad reservó un espacio para atender las demandas de la comunidad que necesitaba contar con un cajero automático y dependencias para realizar trámites.
De este modo, y a partir de un convenio con el Banco Credicoop y la municipalidad de Escobar, se inauguró, en una esquina estratégica de Loma Verde, el primer cajero automático de la localidad, un centro de servicios bancarios, una dependencia del Registro Provincial de las Personas y la Unidad de Gestión Comunitaria Nº8.
Del acto de inauguración del denominado Centro Cívico de Loma Verde, participó Carlos Heller, presidente de Credicoop, junto con el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk; el presidente de la cooperativa Escobar Norte, Raúl Lo Nigro y el exrector de la Universidad Nacional de Buenos Aires y director del Centro de Estudios Superiores del Polo Universitario de Escobar, Rubén Hallú.
Con una superficie de 220 metros cuadrados y dos plantas, la nueva sede se convirtió en el edificio más moderno de una localidad que se recuesta sobre los bañados del río Luján y en la que habitan aproximadamente 5.000 personas.

Visión integradora
Ante autoridades locales y un centenar de vecinos que se acercaron a presenciar la inauguración, el primero en tomar la palabra fue Ariel Sujarchuk quien agradeció «la generosidad de la cooperativa y del Banco Credicoop que ayudaron a hacer realidad este Centro Cívico que cumplirá una función clave en la comunidad». El jefe comunal sostuvo además que «es muy importante cuando las entidades bancarias toman la decisión de instalar sus sucursales en lugares de desarrollo, porque colaboran con el fortalecimiento de la actividad comercial y productiva y el Banco Credicoop lo hace con una visión integradora».
Por su parte, el presidente del Banco Credicoop, Carlos Heller, comparó la inauguración del Centro Cultural de la Cooperación en el año 2002, «en medio de un país en llamas, cuando nadie movía un ladrillo», con la apertura de este nuevo edificio. «Esto que estamos haciendo hoy es una prueba de optimismo que nos hace poner la mirada un poco más lejos y pensar en el futuro. Estamos confiados y entusiasmados de que se termina una etapa triste para la Argentina y espero que empecemos a transitar una etapa en la que podamos volver a tener sueños que se puedan convertir en realidad con el esfuerzo de todas y todos, codo a codo y tirando para el mismo lado», dijo Heller.
A la vez, el titular del Credicoop destacó la labor de la Cooperativa Escobar Norte y afirmó: «Nos sentimos muy bien cuando venimos a una casa cooperativista porque eso también tiene que ver con la integración de las distintas expresiones que tiene el cooperativismo. Desde que empezamos con el Banco Credicoop, hace ya 40 años, siempre dijimos que nosotros queremos estar donde la gente quiere que estemos, porque no vamos a ningún lugar a hacer negocios sino para ser parte de la comunidad que integramos, así que desde hoy también somos vecinos de Loma Verde».
El presidente de la cooperativa, Raúl Lo Nigro, dijo, por su parte, que «la comunidad necesitaba tanto un banco como un registro civil. Hoy podemos decir que nosotros preparamos el terreno y la Municipalidad puso la semilla para que esto germine». Y agregó: «Esto se puede hacer porque somos una cooperativa, o sea una entidad donde pensamos más en lo social que en el negocio».
Por último, Rubén Hallú habló de la importancia que tiene la apertura para los vecinos y subrayó: «Si tuviéramos más dirigentes que piensen en la gente como Carlos Heller y Ariel Sujarchuk, muchas más personas vivirían mejor».