Proyecciones y realidad
Disertación de Ricardo Gil
Luciana Burgos

Mirada cooperativa. Mancini, Palacios, Gil y Brossard encabezaron la actividad. (Sebastián Casali)

La Comisión de Asociados de la filial La Plata del Banco Credicoop, con el auspicio del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, organizó la charla «Economía política actual, proyecciones y realidad», a cargo de Ricardo Gil, presidente de la filial platense del IMFC. La actividad tuvo lugar en la sede de la Cooperativa de Vendedores de Diarios y Revistas. Allí, el secretario general del Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas de La Plata, Carlos Palacios, recibió a los presentes y les dio la bienvenida junto con Pedro Mancini, presidente de la cooperativa. «En tiempos oscuros como el que vivimos, necesitamos tener claro qué es lo que nos sucede, por qué y cómo podemos revertirlo. Estas crisis económicas no son casuales y menos fortuitas. Son ideadas por personas que saben cómo hacerlo y sobre todo cómo enfrentar sus daños colaterales, que vienen a ser las resistencias que los pueblos ponemos a estos proyectos neoliberales que vienen exclusivamente a expoliar nuestras riquezas. Y en ese entender cómo las producen, es que buscamos y encontramos gente que puede abrirnos la cabeza y generar en nosotros la capacidad intelectual para que la resistencia sea lo menos dolorosa posible y de la forma más efectiva», afirmó el dirigente sindical. Por su parte, Alejandro Brossard, gerente de la filial La Plata de Credicoop, agradeció la presencia a más de cuarenta personas entre miembros de la cooperativa y del banco.
En su intervención, Gil destacó: «La economía es una herramienta que debe estar al servicio de la sociedad». Y repasó la dimensión del cooperativismo a nivel mundial para luego adentrarse en los detalles de la rápida concentración de la riqueza en el planeta. «Esto está relacionado con lo que planteaba Carlos, se trata de modelos de acumulación, con extracción a las grandes mayorías y transferencias a pequeñas minorías. Nosotros sostenemos que el modelo cooperativo puede ayudar, existe otro modelo en función del trabajo y de la participación», explicó. También afirmó que el rol del Estado «es el de proteger a los que menos tienen y compensar las asimetrías», y que «los países más desarrollados tienen la menor diferencia entre los que más y menos tienen». «Por eso –enfatizó– la desigualdad y la concentración de la riqueza son las dos grandes cosas que tenemos que combatir».