Puigdemont será extraditado, pero no habrá juicio por rebelión

El Tribunal de Schleswig-Holstein confirmó la entrega definitiva del expresidente catalán Carles Puigdemont a España. Aunque cumplimenta la Orden Europea de Detención, rechaza los delitos de rebelión y de sedición, a los que aspiraban el Tribunal Supremo español y la Fiscalía de ambos países. La persona que lideró el referéndum ilegal para la separación de Cataluña y la posterior declaración de independencia podrá ser juzgada solo por malversación de caudales públicos. La nota de la Audiencia alemana perfila los mismos argumentos que utilizó siempre desestimando la entrega por rebelión: «La magnitud de la violencia necesaria para la alta traición no fue alcanzada durante los altercados. Carles Puigdemont aspiraba solo a la celebración del referéndum y tampoco ha sido el zurcidor de la violencia». Por su parte, el presidente catalán Quim Torra ha considerado la publicación como «una gran noticia». «Demuestra una vez más los engaños y mentiras de una causa judicial que nunca debió iniciarse. Será en Europa donde ganaremos», expresó en Twitter.