Pujanza bonaerense
Filial Escobar de Credicoop
La flamante entidad bancaria cooperativa abrió con un importante acto al que asistieron autoridades y dirigentes. «Estamos inaugurando esta casa a la par de la inauguración de una nueva etapa en el país», destacó Carlos Heller.
Pablo de Micheli

Comienzo auspicioso. Frascarelli, Aspis, Sujarchuk, Heller, Pintos y Álvarez. (Horacio Paone)

Frente a la Plaza General San Martín de la localidad de Escobar, más precisamente en la calle Juan P. Asborno 576, el Banco Credicoop estableció nuevas raíces: allí se erige una nueva filial de la entidad, que continúa su senda de fecundo crecimiento. La inauguración oficial se realizó con un importante acto que contó con la presencia de la máxima autoridad de la ciudad, el intendente Ariel Sujarchuk, y de Carlos Heller, presidente de Credicoop. También participaron, por el banco, Raúl Álvarez (gerente de la nueva filial), Daniel Frascarelli y Juan José Pintos (consejeros zonales), Adriana Aspis (gerenta regional), Néstor Wassaf (gerente de Relaciones Institucionales) y Christian Fernández (gerente zonal).
En su intervención, Sujarchuk afirmó que desde el municipio bonaerense existen numerosos valores en común con la banca cooperativa, «una mirada común sobre la vida, sobre la política, sobre la gestión, sobre el sentido que tiene el lugar que uno ocupa en un rol social». La presencia de Credicoop en el partido ya se había aceitado con las instalaciones de cajeros automáticos en las localidades de Matheu, Garín y, recientemente, en Loma Verde. «Es estratégico para el partido de Escobar que el Banco Credicoop esté al servicio de todas las pymes que están en nuestro distrito, de todos los microemprendedores, de todos aquellos sujetos de derecho crediticio», cerró el intendente.
Heller, por su parte, recordó algunas de las premisas fundamentales de Credicoop: «Vamos allí donde nos piden que vayamos. No somos un banco comercial que busca plazas a donde ir sino que nuestra primera preocupación es que exista un grupo humano que requiera la presencia de la entidad cooperativa bancaria». También destacó el funcionamiento democrático del banco, «donde nuestros asociados eligen democráticamente una estructura de conducción regional, zonal y local». «Estamos muy entusiasmados con la apertura de esta sucursal, porque vemos la pujanza que hay aquí», agregó. Y destacó la gestión local: «Qué importante ver gestión pública bien hecha, porque hay una desvalorización de lo público, como que lo público tiene que ser de baja calidad, que lo público tiene que ser poco eficiente, y creo que Escobar es un ejemplo de que eso es una gran mentira. Se puede ser solidario y al mismo tiempo se puede hacer una gestión de calidad». Por último, remarcó el entusiasmo por el nuevo contexto político que se vive en el país: «Podemos volver a tener esperanza de que las cosas se pongan en marcha, que el sistema financiero deje de ser un instrumento para la especulación y realmente pueda cumplir el rol que tiene que cumplir: ser el instrumento financiero para las necesidades de las pequeñas y medianas empresas, las economías regionales, las familias». Sin desconocer las dificultades que atraviesa la economía nacional, Heller expresó: «Estamos inaugurando la filial Escobar en el marco de la inauguración una nueva etapa del país».

Personalizada, cálida y eficiente
A su turno, el gerente de la flamante filial, Raúl Álvarez, manifestó: «Es una gran satisfacción poder brindarles los mejores servicios junto con mi equipo de trabajo y demás colaboradores; una atención personalizada, cálida y eficiente», dijo, a la par que destacó el amplio abanico de servicios «para la industria, el comercio y las entidades cooperativas y de bien público, productores, profesionales técnicos, artesanos y empleados». A partir de ahora, Credicoop tendrá 274 filiales y 7 dependencias operando en todo el país.
Frascarelli, por último, señaló: «En el Estatuto de nuestra institución y en su misión está establecido que los fondos captados en cada región deben ser reinvertidos prioritariamente en la misma zona donde fueron captados. No es nuestra intención captar depósitos para luego canalizarlos a otras plazas y mucho menos a la especulación, sino ampliar la oferta de servicios financieros y créditos en esta ciudad, reafirmando la vocación por el desarrollo regional, contribuyendo a democratizar el crédito y las relaciones económicas y sociales». Luego, se dio lugar al tradicional corte de cintas, que dejó formalmente abiertas las instalaciones, acción que se completó con un cálido aplauso por parte de los presentes.