Quemaron vivo al detenido por el crimen de Araceli Fulles

Darío Badaracco estaba detenido en el penal de Sierra Chica y fue atacado por dos compañeros de celda con agua hirviendo, luego trasladado al hospital de Olavarría con el 60% del cuerpo quemado y finalmente falleció el último sábado. La Policía investiga si se trató de una pelea o lo mandaron a matar. Badaracco era el único apresado y el principal sospechoso por el asesinato de Araceli Fulles, la joven de 22 años que fue abusada y posteriormente estrangulada en abril de 2017. «La verdad, no le deseo la muerte a nadie. Estoy sorprendida. Quería verle la cara, que hablara en el juicio», expresó Mónica Ferreyra, la madre de Fulles, respecto de la causa que ya fue elevada a juicio y que todavía sigue sin fecha firme de inicio. Badaracco estaba acusado de «homicidio doblemente agravado por haber sido cometido por una o más personas y femicidio» y según trascendió fue atacado por compañeros de la celda 766 del pabellón 10 de Sierra Chica. Los asesinos Badaracco fueron identificados como Rodrigo Emanuel Campos Verón y Silvio Andrés Galeano Martínez.