¿A quién le importa Gracy Sanders?
Pepe Cibrián Campoy
Pepe Cibrián Campoy ha liderado espectáculos con un gran despliegue de producción, como el célebre Drácula. Y desde sus orígenes también ha sabido lidiar con los desafíos del teatro hecho a pulmón. Este es el caso de ¿A quién le importa Gracy Sanders? El personaje que da título a la obra es una cineasta mayor de edad que no se resigna a ser relegada por las nuevas generaciones. La obra cuenta con un equipo de artistas mayormente integrado por jóvenes, una escenografía mínima y un vestuario acotado. El guion, las letras y la dirección le corresponden al propio Cibrián Campoy, en tanto que la música es de Pablo Flores Torres. Los tres intérpretes que se destacan son Nicolás Pérez Costa, quien encarna a Gracy Sanders sin pretender ocultar que se trata de un hombre en un rol femenino; Agustín Pérez Costa (Nico) y el transformista Payuca del Pueblo (Minino). Gracy cuenta que trabajó con Alain Delon, que Visconti y Bergman son sus pares, pero en el presente ha quedado olvidada, salvo por una periodista que insiste en pedirle una nota. El azar hace que Gracy conozca a Nico, un joven humilde que viene de un pueblo de San Juan, al que ella decide ayudar en sus aspiraciones cinematográficas. Y, pese a la diferencia de edad, se enamoran. El musical continúa con el desarrollo de esa pasión y el crecimiento profesional de la maestra y de su discípulo, siempre acompañados por la asistente de ella, Minino, despistada y desopilante. Los otros 13 artistas en escena tienen papeles de relativo desarrollo y funcionan, más bien, como un coro vocal, coreográfico y actoral, que sostiene el vaivén del relato entre el pasado glorioso de Gracy y su presente decadente, que la lleva a decir: «Tengo miedo profundo a ser tan solo leyenda». Así, con dosis de melodrama y pinceladas de humor, este nuevo espectáculo de Cibrián Campoy opera como un experimento en  el que el renovador del musical argentino se permite regresar al universo independiente/under, con toda la frescura y las imperfecciones que este circuito suele tener. (El Cubo)
Analía Melgar