Red Flag
Fotógrafos latinoamericanos

Todo surgió con la iniciativa del fotógrafo Sebastián Gil Miranda. Aunque nació en París, se crió en Misiones y vive y trabaja desde Buenos Aires como un reputado documentalista freelance dedicado a temas humanitarios. En el inicio de la pandemia, convocó a otros colegas con el objetivo de registrar lo que día a día iba sucediendo en América Latina. Fuera de las casas, pero también dentro de ellas. Así se fue tejiendo una red formada por 9 fotógrafos y 9 fotógrafas del continente: COVID-Latam es un laborioso y comprometido colectivo que fue posteando sus creaciones en la cuenta de Instagram @covidlatam, donde todavía pueden apreciarse. Cada miércoles hacían reuniones vía Skype para organizar el trabajo, al que finalmente le dieron forma de libro, Red Flag. Y con ese título ganaron el prestigioso premio de la editorial neoyorkina Fotoevidence, que asociada con World Press Photo distingue cada año a ensayos fotográficos que denuncian situaciones de injusticia social. El libro cuenta con un prólogo de John Lee Anderson y registra los sucesos agobiantes que azotaron a 14 países de la región. Argentina, Brasil, Uruguay, Chile, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Cuba, Costa Rica, Guatemala, El Salvador y México son retratados por Federico Ríos Escobar, Tamara Merino, Rodrigo Abd, Fabiola Ferrero, Fred Ramos, Glorianna Ximendaz, Pablo Piovano, Matilde Campodónico, Andrea Hernández, Daniele Volpe, Johis Alarcón, Iván Valencia, Sara Aliaga y Eliana Aponte, entre otros. El virus puso al descubierto la desigualdad crónica latinoamericana, que la bandera roja vino a sintetizar inequívocamente: los colombianos cuelgan un trozo de tela de ese color fuera de sus casas cuando ya no tienen qué comer. Rojo sangre, rojo emergencia, rojo escándalo.

Cristina Civale