Represión a estatales en Mendoza

Según lo denunció ATE-Mendoza, «durante la madrugada del 27 de junio, los compañeros municipales permanecían pacíficamente allí a la espera de una propuesta salarial, tras el compromiso asumido por el municipio a través de la reunión que mantuvimos el martes con la licenciada Érica Rojas, Secretaria de Gestión Pública. A las 3 de la mañana se hicieron presentes dos grupos de combate de la Policía de Mendoza, los cuales, sin mediación de ninguna instancia judicial, pero con palo en mano, amedrentaron a los trabajadores para que depongan la medida gremial que llevaban adelante. (...) Luego de dispersarlos, fueron a detenerlos a sus casas y reventaron la sede de ATE: hay 38 detenidos/as e imputados/as». Sin embargo, luego de 21 días de medidas de fuerza, los trabajadores municipales de Capital siguen en su reclamo por una recomposición salarial que les permita vivir dignamente, ya que la mayoría apenas supera los 10.000 pesos de ingreso. El conflicto entre el intendente de la ciudad Ulpiano Suárez y los trabajadores se desarrolla en creciente escalada represiva y judicialización de la protesta.