Revolución beat
La Bomba de Tiempo - Independiente

Creada en 2006 por Santiago Vázquez, el recorrido de La Bomba de Tiempo fue de la percusión a la estructura cancionística, de la improvisación por señas en vivo a la grabacion de un disco en estudio. Lo que se mantuvo impertubable fue cierto espíritu celebratorio. El colectivo es un fenómeno extraordinario, macerado en los célebres lunes del Centro Cultural Konex, que convocan a miles de curiosos y turistas, dejando a la propuesta musical en tensión entre el hecho social y el artístico. Revolución beat es su primer álbum de estudio y muestra una diversidad rítmica que se refleja ya desde los invitados: de Julieta Venegas a Adriana Varela, de Wos a Paulinho Moska. El trabajo está integrado por composiciones propias y, pese a la ensalada de géneros (merengue, tango electrónico, cumbia, reggae), se escucha uniforme. La organicidad la dan los tambores, que persisten como base. Ahí están en cuica, djembé, congas y diversos tipos de tambores: María Bergamaschi, Nacho Álvarez, Mariano Tiki Cantero, Lucas Helguero, Juampi Francisconi, Mario Gusso, Andy Inchausti, Alejandro Oliva, Richard Nant, Gabriel Spiller, Pablo Palleiro, Luciano Larocca, Diego Sánchez, Carto Brandán y Cheikh Gueye. Pensar en una música percusiva es un error: el disco está atravesado por vientos, teclados, guitarras y bajos, que lo vuelven un artefacto pop con anclaje en ritmos de raíz. Cada tema tiene un tratamiento específico. «Buenos Aires Bomba», con la voz y el acordeón de Julieta Venegas, es una hermosa canción que refiere a los lunes del Konex; «Near the drums», con Kevin Johansen, también tiene un espíritu autocelebratorio; «Bolivia» destaca por ser una obra en colaboración entre Alejandro Oliva y su hijo, el cada vez más popular Wos. Revolución beat no rompe ninguna estructura pero se escucha como una foto ancha de la canción regional, con el sensual y machacante fondo de los parches e insospechados cruces tímbricos entre trompetas, acordeones y ukeleles.

Mariano del Mazo