Rovira: Inédito e inconcluso
Sónico - Independiente

El 29 de julio se cumplen 40 años de la muerte de uno de los músicos más misteriosos de la historia del tango: Eduardo Rovira. Asociado con la figura de Ástor Piazzolla (para definirlo se lo ha considerado, no sin pereza, algo así como un «Piazzolla trunco»), dejó una obra breve y rotunda. Uno de sus temas más célebres, «Sónico», es el que tomó el contrabajista Ariel Eberstein para bautizar a su quinteto, formado en 2015 en Bélgica. El conjunto lleva en alto la bandera de ruptura y vanguardia del bandoneonista y gira por el mundo como lo que es: un abigarrado grupo de cámara que tributa una obra portentosa. Sónico acaba de editar Rovira: Inédito e inconcluso. Son composiciones que Rovira escribió en forma simultánea a las de su disco de 1975, Que lo paren, y otras que habían quedado sin terminar. Exhuman «A José Ingenieros», que había quedado afuera de un EP que homenajea a la literatura argentina. El quinteto es un dream team internacional: se luce el violinista estadounidense Stephen Meyer (conmovedor en «Nanín») y el fueye francés Lysandre Donoso. Completan el belga Ivo de Greef en piano y el argentino Camilo Córdoba en guitarra. Sónico le saca un brillo contemporáneo a piezas rigurosamente escritas por Rovira. El afán experimental de temas concebidos en los 60 y los 70 adquiere una dimensión atemporal en esta locomotora rigurosa, obsesiva e imparable conducida por Eberstein.

Mariano del Mazo