Ruinas de Concepción del Bermejo
Depto. Maipú – Pcia. del Chaco

El 14 de abril de 1585, Alonso de Vera plantó la primera ciudad española en la arisca región del Chaco. Concepción de Nuestra Señora del Bermejo llegó a contar con más de 80 vecinos, unos 1.400 nativos encomendados, cabildo, dos templos, 18 manzanas edificadas con buena «tapia», nutrida hacienda y prósperas sementeras. Pese a todo, la belicosidad nativa pudo más y sus moradores debieron abandonarla antes de que cumpliera 50 años. La vegetación tragó luego sus despojos, relegándola al desván de las ciudades perdidas. En 1943, Juan Alfredo Martinet –un gran conocedor del pasado comarcano– encontró fragmentos de alfarería que espolearon su curiosidad. El hallazgo condujo al descubrimiento de Concepción del Bermejo, como confirmaron las excavaciones realizadas por la Universidad Nacional del Nordeste. Sus 68 hectáreas, declaradas «lugar histórico nacional» en 1979, están a 75 kilómetros de Presidencia Roque Sáenz Peña. No hay restos arquitectónicos a la vista. Solo carteles que indican la pretérita ubicación de la Iglesia Mayor, la plaza, algunas calles y otros hitos aldeanos. Pero un pequeño museo ayuda a recrear el asentamiento pionero. Y los montes aledaños, a valorar el esfuerzo que implicó su construcción. Las piezas rescatadas se exhiben en el Museo Regional de Antropología de Resistencia.

Roberto Rainer Cinti